10 trucos que los jugadores de videojuegos profesionales utilizan para optimizar el rendimiento de sus equipos y la rapidez del juego, según el fabricante de unidades SSDs y DRAM, Crucial.

1. CONEXIÓN
Olvídate de ser jugador profesional robándole WIFI al vecino. La velocidad de conexión y el ancho de banda es determinante y vas a necesitar un servicio de fibra óptica. Las memorias DDR4 permiten alcanzar hasta 21. 3 GB/s. Además, otros programas como TCP Optimizer (PC), Socks o IPNetTunerX (Mac) que permiten configurar diferentes parámetros técnicos aumentando la velocidad de conexión aunque nunca superará la contratada.

2. REFRIGERACIÓN
Si la torre o la base del portátil se recalienta con las horas de juego, tu ordenador no tendrá un buen rendimiento, necesitarás una buena refrigeración del equipo. Los jugadores profesionales ponen bolsas de frío instantáneo (que contienen gel y suele usarse en caso de lesión) cerca del equipo. O las colocan frente a un ventilador de pie o varios creando corrientes para que el aire que disipe esté frío. Lo más importante es intentar que no se retenga el aire dentro sino que exista un flujo continuo. Se recomienda utilizar componentes y módulos que incorporen disipadores de calor en el diseño.